De la misma manera que hay diferentes tipos de motocicletas, también existen diversos tipos de cascos, que son elemento indispensable para cualquier motociclista en el momento de conducir.

Como es sabido, el casco es una de las partes más importantes del equipamiento de un piloto ya que tu seguridad depende de él. Existen muchas razones para utilizar un buen casco, una de ellas es que protege la cabeza, parte primordial del cuerpo, por ello se presenta una gran variedad de posibilidades para conocer y escoger el mejor.

Tipos de cascos:

– Classic o Retro: Este se considera la mínima expresión de casco y es muy poco recomendable. Por su estilo, es utilizado para motos cruiser, donde la estética es fundamental y el modo de conducción es tranquilo, sin riesgos mayores.
Este modelo deja la cara desprotegida y una buena parte de la cabeza queda al descubierto; además, tiene un grosor delgado.

– Casco Jet: Posee un grado de protección muy baja, pero mayor que los Classic o Retro. Protege la mayor parte de la cabeza, aunque deja la cara totalmente al descubierto. Se utiliza como casco ciudadano gracias a su ligereza y poco tamaño, ideal para scooter.

– Casco Trail o cross: Compuesto de una sola pieza y nivel de protección alta, tiene una mentonera que deja la cara muy despejada; añade visera para el sol y pantalla protectora.

– Casco Integral: Es el más común, con un nivel de protección muy alto, clasificándose como el mejor. Se compone de una sola pieza y, en caso de impacto, no se podría desmontar. Gracias a su diseño, se adapta mejor a la cabeza, protegiéndola firmemente junto a la cara y la barbilla.

Este tipo de casco se recomienda para toda clase de moto de carretera; existe en muy diversas gamas, siendo el de gama alta el más ligero.