Imagina un neumático que nunca se pinche… Existen, pero no son definitivos. Pues bien, Michelin –con su Tweel, mostrado en 2005– y Bridgestone –el Air Free Tyre Concept, visto en 2011– llevan años desarrollando un nuevo tipo de neumático en el que la cámara de aire se sustituye por un entramado de radios de material plástico. ¡Adiós pinchazos!

En realidad la llanta tal y como la conocemos es sustituida por este entramado de radios plásticos. Además, son flexibles y trabajan de la misma manera que lo hace el aire aprisionado dentro del neumático convencional, absorbiendo las irregularidades del asfalto y proporcionando una mejora en el confort y el agarre. En cuanto a la banda de rodadura, se convierte en una simple tira de goma plana pegada a esta estructura plástica, que cuando se desgasta se sustituye por otra nueva. Los primeros prototipos se están probando en automóviles, pero esta misma tecnología podría aplicarse sin problema a las motos.

Actualmente esta tecnología se está experimentando en vehículos militares de transporte, como quads y los Humvee del Ejército americano, con producto de Resilient Technologies y de Polaris Defense, el departamento de la marca Polaris –propietaria de Victory e Indian– encargada de desarrollos militares.