Los ciudadanos de Barcelona están encantados con la visita que la cantante Shakira está haciendo a la ciudad condal estos días para grabar un vídeoclipo de su nuevo disco ‘Sale el Sol’.

Al que no le ha hecho tanta gracia es al Ayuntamiento, que está pensando en sancionarla, porque la colombiana recorrió el paseo marítimo en moto, sin utilizar casco y además de darse un buen baño de multitudes, se pegó un chapuzón en una fuente pública.

Desde el consistorio barcelonés se han lamentado de que no sea la artista la que dé ejemplo, y afirman que en la capital catalana se pueden hacer este tipo de filamciones pidiendo permiso.

De momento, ya se han puesto a analizar las imágenes para detectar las infracciones que se hayan cometido durante la grabación.

Las normas también son para las estrellas.